Artículos

Coments

Frente a los problemas, soluciones

“La situación no es mas sostenible para el sector porcino…”
“Los precios de los cereales no tienen techo…”
“No se tiene en cuenta la mano de obra que da el sector porcino…”
“Los precios de góndola no tienen ninguna relación con el costo de nuestro producto, en ves de agregarle un porcentaje lo multiplican por 2 o por 3…”
“Estamos perdiendo plata”

Estas declaraciones públicas no son de un dirigente del sector porcino de Argentina, sino de uno de Brasil. Si de Brasil, uno de los países con mayor crecimiento en la producción porcina y con los costos mas bajos reconocidos por todos los especialistas.
Si Brasil está en esta situación, que según otras expresiones planteadas pierden casi 37 dólares por cada animal que mandan a faena. ¿Cuál es la situación de los grandes productores como EE.UU., la Unión Europea, Canadá o China? En principio mucho peor.
Hay países de Europa que traen al hombro 5 años de pérdida en mayor o menor medida, pera esta situación es mucho mas caótica.
Ya el mundo de la carne porcina pasó la situación de la crisis financiera en el 2008 y de la gripe A en el 2009 y no todos lograron levantarse. El 2010 fue un año que cambió los escenarios y en algunos casos con resultados mas que positivos, pero comenzamos el 2011 con una crisis muy grave en el principal importador de carne porcina que fue Japón y una recesión en Europa que está muy lejos de terminar.
Lo positivo o mejor dicho lo menos negativo de la situación mundial es que el comercio internacional de carne porcina es solamente el 6% de todo lo producido. La mayor parte se consume en el propio país productor. Y esta es una estrategia que la mayoría de los países ha comenzado a reforzar.

Argentina

Dentro de este panorama mundial porcino cuasi apocalíptico, la Argentina que está incluida en la globalización y tuvo una caída importante en los precios que recibe el productor, tiene un problema mas que deberá solucionar en el muy corto plazo y es la baja en el consumo interno tanto de carne fresca porcina como de productos elaborados.
Como plantemos anteriormente todos los países refuerzan el consumo interno para pasar la crisis y nuestro país con un costo de producción de los mas competitivos del mundo, debe llegar de forma rápida a ofrecer carne a precios competitivos a la población, sabiendo que el techo está marcado por la carne vacuna y especialmente por la carne de vaca (de inferior calidad y bajo precio).
¿Es posible este desafío? Los eslabones de producción e industria no tienen como condicionar a la comercialización para que no agregue márgenes que descoloquen al momento de la venta la carne porcina. Pero hay otros caminos por los cuales se puede transitar y que pueden ser interesantes. Uno es la oferta en forma directa a gente de bajos recursos y a precios muy interesantes.
Al respecto se ha comenzado con un sistema de reparto de carne porcina a través de un camión que recorre el conurbano bonaerense. Se ha denominado, como en otros rubros, Cerdo para todos y ofrece bolsas con 4 kg. de distintos cortes a precios entre $30.- y $40.- que dan un valor por kg. entre $7.50 y $10.-
Otra de las formas es la apertura de carnicerías exclusivas de carne de cerdo. Un caso paradigmático en este tema es el de un grupo productor de Santa Fe que hace un año abrió la primera carnicería en la propia ciudad de Santa Fe y esta abriendo en estos momentos el 4° local. Hay otros que también abrieron carnicerías y algo interesante es que el promedio de compra por cliente en todas ellas es de $55.- un número superior al promedio que se observa en las carnicerías vacunas.
Se ha recomenzado con una campaña de promoción del consumo apuntando a los dos pilares mas importantes que son la aclaración científica de las cualidades de la carne de cerdo dirigida a los formadores de opinión en salud humana, médicos y nutricionistas y la formas de cocción de cortes no tradicionales como el jamón y la paleta.
Todo este trabajo será inútil si no logramos que el precio de la carne de cerdo sea inferior al precio de la carne vacuna. La gente elige por gusto pero siempre mirando el bolsillo. Somos una opción real y en la medida que afiancemos nuestro propio mercado, creceremos en forma sostenida dentro de un mundo que quiere seguir consumiendo carne porcina (la mas consumida) pero que cada vez le es mas costoso producirla.

Además

Hoy Cerdo !Asóciese aquí